Sin basura bajo la alfombra… Orlando Romero.

PRENSA ELIGE AUTORIDADES NACIONALES.

HAY QUE ELEGIR ALGO DISTINTO O SER CÓMPLICES

Dentro de 12 días -el 14 de septiembre- quienes somos delegados congresales a Fatpren tenemos la opción de elegir a una nueva conducción, algo distinto, o ser cómplices de un grupo de dirigentes que vive a costillas de los trabajadores de prensa desde hace años.

Ese grupo de dirigentes que han dilapidado millones de pesos en gastos superfluos, en viajes personales bajo la excusa de recorrer el interior del país, en despidos de personal que nos cuestan juicios millonarios y a cuyas audiencias judiciales no concurren como pasó días atrás con el caso de la ex gerenta de la OSPPRA , Sabrina Seoane, pretenden continuar.

Hubo un antes y un después en FATPREN el 10 de octubre de 2018, cuando gracias a la unión de la mayoría de los secretarios generales que componen la entidad, dijimos basta a los abusos, al ninguneo, a la desinformación, al desmanejo y al cobro de salarios en relación de dependencia.

También en ese Plenario de Secretarios Generales evitamos que derrocaran al secretario general, Roberto Zorrilla y al tesorero, Atilio Ramírez, como hicieron tiempo atrás con Zorrilla y la Cra. Marina Almirón, al frente de la presidencia y la Tesorería de la OSPPRA.

Gracias a las resoluciones del Plenario de Secretarios Generales cuyos dirigentes se jugaron, pudimos terminar con esos abusos que estaban llevando a la Fatpren a la quiebra.

Son aquellos que gastaban más del 50 por ciento de los ingresos de FATPREN en beneficio propio y que desde 2016 hasta el Congreso de abril de 2019 no les interesó normalizar ningún sindicato, ni unirse a los que no eran parte de la conducción nacional para luchar contra los cierres y los despidos.

Esos dirigentes que sabían y callaron y que mes a mes permitían aberraciones, como por ejemplo que un miembro de esa conducción que después renunció haciéndose el ofendido, cobrase su sueldo a nivel local, honorarios a través de FATPREN y en la OSPPRA y en otra obra social de su provincia, mientras las paritarias fueron siempre a destiempo y por porcentajes que perdían por goleada ante la inflación.

Hoy este Secretariado Nacional que carece de representatividad y que desprecia a los dirigentes y trabajadores quiere meter por la ventana a sindicatos dudosamente normalizados.

Hasta cuando vamos a seguir soportando los abusos del Sr. Miguel Iademarco, quién para quienes no lo recuerden fue el único dirigente en relación de dependencia en FATPREN desde 2011 cuando era Granero secretario general y a quién luego traicionó. Es el mismo que le envió una carta documento al actual secretario general, R. Zorrilla para que renuncie a su cargo, para luego asumir él. Es el mismo que utiliza un vehículo propiedad de la Osppra como si fuera de él y tiene abandonado el propio en una cochera que es pagada con fondos sindicales porque no funciona, como así también está una 4 x 4 en un garaje de la calle Hipólito Yrigoyen al 1900 propiedad de Osppra, porque no tiene batería.

Este mismo señor que al igual que sus compañeros/as de ruta como Flavio Frangolini, Laura Kozeniak, Cruz Calvet y Dolores Fleitas, quieren convertirse hoy en un continuismo berreta con el único objetivo de no tener que volver a laburar, cosa a la cual están desacostumbrados desde hace años.

Antes de finalizar estas carillas debo decirles que soy periodista de profesión pero me reivindico como trabajador de prensa como todos ustedes, que son la esencia de nuestra organización.

Inicié mi carrera en esta profesión en octubre de 1974, durante un gobierno constitucional al ingresar con la categoría de cronista en el Noticiero de Canal 9 hasta llegar a ser productor general de dos noticieros y también fui delegado de los trabajadores desde 1982 hasta 1992.

Desde hace 27 años me desempeño en la agencia de Noticias Télam, donde también fui delegado durante dos períodos.

No nací en cuna de oro y soy como muchos hijo de inmigrantes gallegos, que vinieron a trabajar a la Argentina con esfuerzo y honestidad, y esos son los valores junto al amor y al respeto por el laburante, que me inculcaron mis abuelos y mis padres.

Tendría que haberme dedicado a formular algunas de las propuestas que tengo en caso de acceder a la secretaría general de la FATPREN, pero no los quise abrumar.

En un nuevo contacto ésta o la próxima semana las conocerán al igual que a todos los compañeros/as -de los cuales estoy muy orgulloso- que nos acompañarán para recuperar la FATPREN, para las/os trabajadores/as de prensa.

Sólo les voy adelantar dos; 1.- Tratar de sacar un proyecto para que la edad jubilatoria de los trabajadores pueda ser a los 50 años y 2.- Que un porcentaje de lo que recauda FATPREN por el Convenio 541 sea girado a los sindicatos que están bajo ese convenio con ADIRA. Muchas gracias por haberme dedicado su tiempo.

ORLANDO ROMERO

SECRETARIO GENERAL APBA.

Compartir