Talento

Todo el mundo tiene talento,solo es cuestión de moverse hasta descubrirlo.

Hablamos de talento cuando reconocemos ciertas condiciones, capacidades, habilidades, aptitudes, cualidades que se destacan de manera espontánea y sin esfuerzo en el ser. Incluso cuando ciertos talentos se hacen muy evidentes en las personas, el entorno puede llegar a reconocer a alguien a través de la manifestación de su talento.

También existen en las personas talentos en estado latente, que están esperando ser descubiertos. En esos casos, un proceso personalizado de autoconocimiento, puede guiar a la persona por el camino que la lleva a reunirse con esa parte suya negada u olvidada, que esperaba ser descubierta para integrarse a la totalidad de ese ser humano y manifestarse genuinamente siendo quien en verdad es.

De esta manera la persona se encuentra o reencuentra con sus pequeñas o grandes genialidades. Este acontecer por lo general suele brindar momentos en donde las emociones también están implicadas y de alguna manera también le suman sentido y significado a esa condición que alimenta a la autoestima de manera positiva.

Cuando alguien se anima a ver en sí mismo esas capacidades en potencia de ser desplegadas y desarrolladas en diferentes acciones, de alguna manera comienza a hacerse cargo también de que su despliegue podrá plasmarse en el afuera, cuando la persona se comprometa con el ejercicio, la capacitación, etc., para sumarle a ese talento lo que necesita y favorecerlo.

No tenemos que olvidarnos que siempre podemos ser una versión mejorada de nosotros mismos.

Graciela Taffarelli

Consultora Psicológica                    .

Contagiar Salud

Compartir