8 de septiembre de 1934, Cualquier parecido, NO es ficción.

El 23 de julio entre debates y discusiones, Lisandro De la Torre presentaba más pruebas contra los ministros del gobierno de Agustín P. Justo.

En un momento de gritos y empujones entre el senador y el Ministro, alguien disparó contra Lisandro De la Torre, pero hirió de muerte al senador santafecino Enzo Bordabehere.

El asesino era un ex comisario de Vicente López, torturador y extorsionador de prostitutas y hombre de confianza del Ministro de Agricultura,Luis Duhau . Fue condenado. Pero sus instigadores, miembros de la más rancia oligarquía, seguirán libres e impunes. Lisandro de la Torre dio por terminado el debate y su enfrentamiento con los sectores más poderosas de la oligarquía argentina.

Nombres y coincidencias, hechos reprochables que llegan hasta la quita de la vida misma. En el 34 pasaba eso, hoy en menos de 24 horas dos atentados a Legisladores y Funcionarios públicos, pintan la gestión descarrilada, de un gobierno Nacional, con la “Brújula de Arena” humedecida.

El ayer, una discusión parlamentaria, con acusaciones graves, nombres que aún resuenan en la Argentina de hoy, Luis Duhau, Federico Pinedo, Carlos Ibarguren, chocan con el siglo XXI y llevan a millones de argentinos a convivir con el temor, temor que hace achicar a nuestra república, y que a los que canas pintan, la sombra del Proceso Militar traspasa toda sensación de angustia.

Donde quedaron los innumerables actos de prevención, donde ponemos a nuestras familias, en un país famélico, sobrepasado por la impronta del Delito, en su mayor exponente.

Cuando aún no terminábamos de digerir el atentado contra el vehículo perteneciente al Diputado Nacional Alfredo Olmedo, cuando las líneas de los periódicos, con tinta fresca publicaban lo ocurrido, hoy 9 de mayo de 2019, a la hora 06.50 aproximadamente, la vida, sin mediar palabra de Miguel Yadon e hiriendo al Diputado Nacional Héctor Olivares de suma gravedad.

No conforme con ello, impunemente descendió de su coche, para certificar que el “Trabajo” estaba concluido.

Una Argentina que duele, una Argentina que ya no puede ver un futuro claro, sin violencia.

#Héctor Olivares #Miguel Yadón #AlfredoOlmedo

#ComunicandoNox

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 7 =